Listado de mujeres asesinadas por violencia machista en 2016

Este es el listado que hemos recogido esta Plataforma. En él van  reflejadas 50 mjeres que han sufrido cualquier tipo de violencia de género, aquellas  mujeres que le han arrebatado la vida solamente por considerarse ellos superiores a ellas.
• Mariana de 43 años, 04/01/2016  Madrid
• Silvia de 33 años, 05/01/2016  Galápagos (Guadalajara)
• Mirella  de 19 años, 08/01/2016  Alange (Badajoz)
• Isabel  de 59 años, 11/01/2016  Quintanar de la Orden (Toledo)
• Lucinda  de 43 años, presunto agresor: 13/01/2016  Vila-seca (Tarragona)
• María Santos de 73 años, 22/01/2016  Valencia
• Ascensión de 46 años, 27/01/2016  Avilés
• Lisa Jane de 49 años, 23/01/2016  Calviá (Mallorca)
• Ana  de 40 años, 11/02/2016  Becerreá (Lugo)
• Paqui de 71 años, 13/02/2016  Valencia
• Teresa de 70 años, 13/02/2016  Fuengirola (Málaga)
• María Ángeles  de 51 años, 10/03/2016  Catarroja (Valencia)
• Victoria  de 19 años, 11/03/2016  Son Servera (Mallorca)
• Silvia  de 34 años, 14/03/2016  Gijón
• María de 48 años, 12/04/2016  Benidorm (Alicante)
• Cristina de 36 años, 14/04/2016  Sant Feliu de Llobregat (Barcelona)
• Yolanda  de 48 años, 17/04/2016  Terradillos (Salamanca)
• María de 47 años.24/04/2016  Valls (Tarragona)
• Rosario de 72 años, 08/05/2016  Zaragoza
• Ivana de 37 años, 12/05/2016  Canyelles (Barcelona)
• Marina  de 50 años, 12/05/2016  Santa Cruz de Tenerife
• Lucia . de 47 años, 29/05/2016  Port Pollença (Mallorca)
• Jana  de 32 años, 02/06/2016  Sevilla
• María de 40 años, 11/06/2016  Badalona (Barcelona)
• Teresa  de 47 años, 03/07/2016  Lepe (Huelva)
• Karla Belén de 22 años, 10/07/2016  Melilla
• Alexandra  de 28 años, 11/07/2016  Zaragoza
• Carmen de 71 años, 13/07/2016  Frigiliana (Málaga)
• Benita  de 49 años, 17/07/2016  Aranda de Duero (Burgos)
• Cristina de 43 años, 20/07/2016  Benicàssim (Castellón)
• Mª Arantzazu de 49 años, 23/07/2016  Bilbao
• Sandra  de 32 años, 08/08/2016  Alcudia (Mallorca)
• Pilar  de 65 años, 08/08/2016  Jerez de la Frontera (Cádiz)
• Johana de 32 años, 18/08/2016  Torrevieja (Alicante)
• Florentina  de 32 años, 16/09/2016  Esplugues de Llobregat (Barcelona)
• Ada Graciela de 34 años 17/09/2016 Ibiza
• Isabel  de 51 años, 20/10/2016  Fuentes de Oroño (Salamanca)
• Mónica de 32 años  27/10/2016 Arévalo (Avila)
• Stefany  de 26 años  3/11/2016 Olivares (Sevilla)
• Yolanda  de 50 años 03/11/2016 de  Burgos
• Celia de 56 años   16/11/2016 en  Mallorca
•  Juana 18/11/2016  de 54 años    León
• Mariana de 43 años, 04/01/2016  Madrid
• Silvia de 33 años, 05/01/2016  Galápagos (Guadalajara)
• Mirella  de 19 años, 08/01/2016  Alange (Badajoz)
• Isabel  de 59 años, 11/01/2016  Quintanar de la Orden (Toledo)
• Lucinda  de 43 años, presunto agresor: 13/01/2016  Vila-seca (Tarragona)
• María Santos de 73 años, 22/01/2016  Valencia
• Ascensión de 46 años, 27/01/2016  Avilés
• Lisa Jane de 49 años, 23/01/2016  Calviá (Mallorca)
• Ana  de 40 años, 11/02/2016  Becerreá (Lugo)
• Paqui de 71 años, 13/02/2016  Valencia
• Teresa de 70 años, 13/02/2016  Fuengirola (Málaga)
• María Ángeles  de 51 años, 10/03/2016  Catarroja (Valencia)
• Victoria  de 19 años, 11/03/2016  Son Servera (Mallorca)
• Silvia  de 34 años, 14/03/2016  Gijón
• María de 48 años, 12/04/2016  Benidorm (Alicante)
• Cristina de 36 años, 14/04/2016  Sant Feliu de Llobregat (Barcelona)
• Yolanda  de 48 años, 17/04/2016  Terradillos (Salamanca)
• María de 47 años.24/04/2016  Valls (Tarragona)
• Rosario de 72 años, 08/05/2016  Zaragoza
• Ivana de 37 años, 12/05/2016  Canyelles (Barcelona)
• Marina  de 50 años, 12/05/2016  Santa Cruz de Tenerife
• Lucia . de 47 años, 29/05/2016  Port Pollença (Mallorca)
• Jana  de 32 años, 02/06/2016  Sevilla
• María de 40 años, 11/06/2016  Badalona (Barcelona)
• Teresa  de 47 años, 03/07/2016  Lepe (Huelva)
• Karla Belén de 22 años, 10/07/2016  Melilla
• Alexandra  de 28 años, 11/07/2016  Zaragoza
• Carmen de 71 años, 13/07/2016  Frigiliana (Málaga)
• Benita  de 49 años, 17/07/2016  Aranda de Duero (Burgos)
• Cristina de 43 años, 20/07/2016  Benicàssim (Castellón)
• Mª Arantzazu de 49 años, 23/07/2016  Bilbao
• Sandra  de 32 años, 08/08/2016  Alcudia (Mallorca)
• Pilar  de 65 años, 08/08/2016  Jerez de la Frontera (Cádiz)
• Johana de 32 años, 18/08/2016  Torrevieja (Alicante)
• Florentina  de 32 años, 16/09/2016  Esplugues de Llobregat (Barcelona)
• Ada Graciela de 34 años 17/09/2016 en  Ibiza
• Isabel  de 51 años, 20/10/2016  Fuentes de Oroño (Salamanca)
• Mónica de 32 años  27/10/2016 Arévalo (Avila)
• Stefany  de 26 años  3/11/2016 Olivares (Sevilla)
• Yolanda  de 50 años 03/11/2016 en Burgos
• Celia de 56 años   16/11/2016 en  Mallorca
•  Juana 18/11/2016  de 54 años en  León

Cuenten votos pero también víctimas

Víctimas de un modelo de sociedad descatalogado y fracasado por la desigualdad y perpetuación de las carencias del segundo sexo en la sociedad informal; Victimas por conformarse con pasar del siglo de las luces al de las tinieblas, donde es plantilla de normalidad que sean las mujeres objetos, en lugar de sujetos.

8 de Marzo, dice el calendario de los recordatorios anuales, que es el Día Internacional de las mujeres, a modo de alarma en el WhatsApp, por si a alguna de nosotras se nos había olvidado que existe una potente, normalizada , asimilada y sutil discriminación de la mujer.

Y aunque España navega en el crucero de las incertidumbres, las mujeres naufragamos en las pateras de las certezas, En la orilla del mayor colectivo social discriminado, hemos contado y sale que somos el 51 por ciento de la población, y que la pobreza se feminiza y la riqueza se masculiniza.

¿Y ahora qué? se remangarán situándonos como primer tema de la agenda política o la mitad de la sociedad se desmorona lentamente, sin hacer ruido. ¿No ven que nos están matando en silencio, día sí y día no? No olviden el mensaje de hoy. Los efectos colaterales de la desatención institucional, mas allá del asistencialismo, puede dar al traste con los propios cimientos de nuestras frágiles estructuras. Hoy las mujeres son víctimas, mañana cuando algunos no canalicen el sufrimiento, es imprevisible el futuro.

No se trata de gestionar la feminización de la supervivencia, se trata de atravesar cada día la barrera del sórdido sonido, y adentrarse en la cotidianidad de unas cifras que son el desgarrado testimonio de una gran parte de las mujeres de este país, cuyas consecuencias están dinamitando la historia de las conquistas de la Igualdad.

Esta guerra integral contra la mayoría de la población nos recuerda que el naranja y el azul, el capitalismo de colores, es hijo del patriarcado y que su negocio familiar les resurta más que rentable.

Hay que recuperar la memoria y saber que nada se conserva sin resistencia ¡ustedes dirán¡

Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres.

¡Arrancando motores para el 8 de Marzo Dia de la Mujer Trabajadora!

En los tiempos que han corrido ha habido grandes situaciones donde se está viendo que los derechos de las mujeres están sufriendo un gran retroceso, un retroceso que se ve afianzado con la desigualdad existente en nuestra sociedad debido a la crisis y el capital.
Quién nos gobiernan ni mucho menos tienen el compromiso de llevar a cabo políticas donde se nos asegure una vida digna, una vida sobre la cual tenemos libertad a decidir, opinar y llevar a cabo de la manera en la que queramos. Una muestra de esto es la último propuesta por parte de nuestro gobierno derechista y machista de Ana Peláez Narváez, antiabortista, como experta para constituir el Comité CEDAW (Convención para la Eliminación de la Discriminación de la Mujer). ¿Contradictorio no?
Pero es que el futuro tampoco nos augura nada bueno, si finalmente se lleva a cabo el pacto de Ciudadanos y PSOE. Ciudadanos, que partiendo ya de sí que en su propio nombre conlleva un lenguaje sexista y discrimina al 50% de la población, ha hecho declaraciones donde quiere acabar con las penas específicas por violencia de género, negando la realidad de que esta violencia es una violencia específica que está siendo mantenido por el patriarcado; una violencia que social y políticamente se está permitiendo, ocultando de esta manera la gravedad que ésta encierra. Pero esto no es todo…sino que también se sigue volviendo a culpabilizar a las victimas con declaraciones como las del alcalde de Aragón donde decía: “si la víctima hubiera detectado en su momento que (su expareja) podía venir, lo lógico es que hubiera avisado”, o cómo en los procesos judiciales se está ninguneando las palabras de las mujeres maltratadas, con actuaciones por parte de ciert@s jueces/juezas en las cuales se puede extraer la poca sensibilización y concienciación que ést@s tiene en lo que respecta a la violencia de género y cuyo proceso lo hace más difícil para la victima. Todo esto es inadmisible.
Ni mucho menos podemos decir que estamos en democracia, pues la pobreza infantil ha aumentado, la gente es desahuciada de sus casas dejándolas en la calle mientras que se protegen a los bancos, donde se eliminan los derechos de reivindicación y protesta, de expresión en la calle… pero mucho menos habrá democracia cuando las mujeres son maltratadas, ninguneadas, humilladas y asesinadas por el machismo.
Vivimos en un contexto donde por lo visto, hemos llegado hasta tal punto, que podemos escuchar de ciertas organizaciones políticas que la violencia no tiene genero, que las feministas han pasado a definirse como feminazis porque suponemos una amenaza del mantenimiento del patriarcado, un contexto donde defender a una mujer que está sufriendo una agresión en público es respondido con una agresión y una paliza a ese que ha detenido una agresión machista. Un contexto, donde las medidas de alejamiento no funcionan, donde los valoraciones de los niveles de riesgo de mujeres que han sufrido violencia machista no son realistas y siguen permaneciendo desprotegidas y en peligro a pesar de haber afrontado con valentía el proceso de denuncia social al que se ha tenido que enfrentar. Pero para nada esto tiene que ser un panorama desolador, pues todos estos motivos son los que nos dan más fuerza para decir bien alto que la lucha feminista es necesaria, por todas las que sufrimos la desigualdad del patriarcado y así lo haremos el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, donde haciendo uso del carácter reivindicativo que éste encierra, saldremos a la calle para poner a pie de calle la voz del feminismo para hacer revolución, porque esta no llegara sin las mujeres.

¡Arrancando motores para el 8 de Marzo Dia de la Mujer Trabajadora!En los tiempos que han corrido ha habido grandes situaciones donde se está viendo que los derechos de las mujeres están sufriendo un gran retroceso, un retroceso que se ve afianzado con la desigualdad existente en nuestra sociedad debido a la crisis y el capital. Quién nos gobiernan ni mucho menos tienen el compromiso de llevar a cabo políticas donde se nos asegure una vida digna, una vida sobre la cual tenemos libertad a decidir, opinar y llevar a cabo de la manera en la que queramos. Una muestra de esto es la último propuesta por parte de nuestro gobierno derechista y machista de Ana Peláez Narváez, antiabortista, como experta para constituir el Comité CEDAW (Convención para la Eliminación de la Discriminación de la Mujer). ¿Contradictorio no?Pero es que el futuro tampoco nos augura nada bueno, si finalmente se lleva a cabo el pacto de Ciudadanos y PSOE. Ciudadanos, que partiendo ya de sí que en su propio nombre conlleva un lenguaje sexista y discrimina al 50% de la población, ha hecho declaraciones donde quiere acabar con las penas específicas por violencia de género, negando la realidad de que esta violencia es una violencia específica que está siendo mantenido por el patriarcado; una violencia que social y políticamente se está permitiendo, ocultando de esta manera la gravedad que ésta encierra. Pero esto no es todo…sino que también se sigue volviendo a culpabilizar a las victimas con declaraciones como las del alcalde de Aragón donde decía: “si la víctima hubiera detectado en su momento que (su expareja) podía venir, lo lógico es que hubiera avisado”, o cómo en los procesos judiciales se está ninguneando las palabras de las mujeres maltratadas, con actuaciones por parte de ciert@s jueces/juezas en las cuales se puede extraer la poca sensibilización y concienciación que ést@s tiene en lo que respecta a la violencia de género y cuyo proceso lo hace más difícil para la victima. Todo esto es inadmisible.Ni mucho menos podemos decir que estamos en democracia, pues la pobreza infantil ha aumentado, la gente es desahuciada de sus casas dejándolas en la calle mientras que se protegen a los bancos, donde se eliminan los derechos de reivindicación y protesta, de expresión en la calle… pero mucho menos habrá democracia cuando las mujeres son maltratadas, ninguneadas, humilladas y asesinadas por el machismo.Vivimos en un contexto donde por lo visto, hemos llegado hasta tal punto, que podemos escuchar de ciertas organizaciones políticas que la violencia no tiene genero, que las feministas han pasado a definirse como feminazis porque suponemos una amenaza del mantenimiento del patriarcado, un contexto donde defender a una mujer que está sufriendo una agresión en público es respondido con una agresión y una paliza a ese que ha detenido una agresión machista. Un contexto, donde las medidas de alejamiento no funcionan, donde los valoraciones de los niveles de riesgo de mujeres que han sufrido violencia machista no son realistas y siguen permaneciendo desprotegidas y en peligro a pesar de haber afrontado con valentía el proceso de denuncia social al que se ha tenido que enfrentar. Pero para nada esto tiene que ser un panorama desolador, pues todos estos motivos son los que nos dan más fuerza para decir bien alto que la lucha feminista es necesaria, por todas las que sufrimos la desigualdad del patriarcado y así lo haremos el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, donde haciendo uso del carácter reivindicativo que éste encierra, saldremos a la calle para poner a pie de calle la voz del feminismo para hacer revolución, porque esta no llegara sin las mujeres.

¿Esto tiene que ser así?

No ha pasado ni el primer mes del nuevo año y ya contamos con 7 mujeres asesinadas, cuyas vidas se las ha llevado el machismo, el patriarcado. Mientras que actualmente existe un vaivén político, debatiendo acuerdos, pensando en posibles pactos, las mujeres seguimos estando condenadas a sufrir la desigualdad, siendo éste seguramente uno de los temas no centrales en todos los tejemanejes políticos que se estarán dando dentro de los despachos.
No acabaremos con esta barbarie, con este terrorismo, si no hay un compromiso por parte de la política de acabar con esto, pero tampoco, si la pasividad social, la inactividad colectiva, llega a nuestros sillones.
La situación en la que nos encontramos, donde nos quitan derechos sociales, donde la alta jerarquía eclesiástica tiene la libertad y el descaro de  llamar a mantener la jerarquía del hombre dentro de la pareja para tener una estabilidad y paz en los hogares,
un estado donde nos imponen el silencio, el sometimiento y el castigo. Una situación con un futuro donde las clases altas son cada vez más ricas, y las clases bajas más pobres…¿cómo desarrollar en este contexto la igualdad, cómo promover el respeto cuando la supervivencia parece ser la única salida para salir adelante, me lleve quien me lleve por delante?
Es necesario un cambio, no ya político (que también), si no de conciencia, crear sensibilización entre la ciudadanía que para acabar con la desigualdad es una tarea de todos y todas.
Aún sigue habiendo un tratamiento inadecuado de los medios ante los casos de asesinatos por violencia machista, aún no se han tomado medidas para dotar de recursos a la Ley Integral, aún no hay una conciencia entre el profesorado sobre la violencia machista que permita crear a futuros/as maestros/as concienciados con esta violencia patriarcal que estamos sufriendo, aún no se ha conseguido ningún pacto de estado para acabar con la violencia a las mujeres simplemente porque son mujeres, pero
sin embargo, si se está pensando en hacer un pacto de educación. aún vivimos estancados en una sociedad machista a la cual le conviene que el poder lo siga sustentando los hombres, y las mujeres sean consideradas como mecanismos de reproducción, cuidados y asistencia…¿Estamos en el siglo XXI? Ya se dice que actualmente la brecha de la desigualdad social cada vez es más amplia, pero es que, igualmente, la brecha de la desigualdad de género sigue ampliándose y en ella nadie repara. La violencia machista no solo se traduce con el número de las mujeres asesinadas, si no que detrás de ésta se esconde las desigualdades salariales, la discriminación en puestos de trabajo, la utilizando de la mujer como objeto e imagen publicitaria, etc y aún existen…
Actualmente, estamos presenciando programas televisivos como “Un príncipe para tres princesas” o  “Casados a primera vista” que siguen manteniendo ese machismo y sexismo social, que siguen transmitiendo valores llenos de desprecio entre mujeres,
competición por alcanzar el amor de un hombre sea cual sea el precio a pagar, amores románticos idealistas…
Todo esto, parece ser, ajeno a la realidad de que existen 552 adolescentes amenazadas por jóvenes machistas que tienen que contar con protección, ya que, por lo visto, no hay dinero para invertir en  formación e información sobre la violencia machista en colegios, institutos… pero sí para la instalación de equipos tecnológicos para crear centros TICs…¿qué futuro estamos relegando? Un futuro donde ponemos por delante lo conceptual, lo superficial, lo tangible y medible, en lugar de valores que nos
permitan vivir en comunidad.
Por ello, hacemos un llamamiento a la conciencia de las personas, esa conciencia de que puede haber otro mundo posible si a través de pequeños pasos podemos avanzar, esa conciencia que nos permite ver lo que nos rodea con otra mirada, a través de esas
lentes moradas, y que a cada cosa que veas, te obliga a preguntarte…¿esto tiene que ser?
Elena Vega Horcas
Responsable del Área de Comunicación