Carta a los colectivos con el Plan de Trabajo del Cuarto Cuatrimestre

En este año que ha transcurrido hemos podido vivenciar un auge importante del activismo feminista. Los asesinatos siguen ocurriendo mientras las medidas preventivas y de lucha contra la violencia de género siguen estando estancadas, situación ante la cual el movimiento feminista ha sabido responder, levantarse y luchar. Hemos podido llevar a cabo acciones unitarias que han avivado esa militancia feminista y sororidad a pesar de las diferencias que haya entre nosotras. Las manifestaciones masivas ante el 8 de Marzo, la huelga feminista, la Alerta 19J donde denunciamos ante los ayuntamientos exigiendo una destinación económica de 120 millones de euros en la partida destinada en la lucha contra la violencia de género…

La Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres ha estado aterrizando en Córdoba todas estas iniciativas que, con sus más y sus menos, ha sido la vanguardia para que Córdoba se una a estas iniciativas y siga siendo referente en su lucha contra la violencia a las mujeres.
Una de las propuestas de este año que hemos llevado a cabo y con la cual hemos logrado llevar esta lucha a los barrios y visibilizar la situación de las mujeres en este sistema patriarcal y capitalista entre los colectivos contando con su participación han sido las concentraciones contra la violencia machista del 25 de cada mes, las cuales han sido bien valoradas por los colectivos y se ha decidido continuar con ellas, en nuestra tarea de concienciación.

Así, este año seguiremos con las actividades troncales en este nuevo ciclo en torno al 25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia de género, además de las actividades que llevamos a cabo durante el curso, sabiendo que podéis contar siempre con nuestra disposición y apoyo en las actividades que organicéis.
En Septiembre realizaremos nuestro viaje reivindicativo a Cardeña, en torno al día 23 de este mismo mes donde se realizará un taller sobre violencia de género que concretaremos más adelante y que nos permitirán solventar muchas dudas respecto a la situación de las víctimas y cómo trabajar con ellas además de conocer procedimientos.
La última semana de Octubre realizaremos unas jornadas interculturales donde nos pondremos las gafas violetas con visión de diferentes etnias, culturas o religiones.

Denuncia del silencio y aplazamiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género

Escrito de la Plataforma 7N, por el retrazo de hasta finales de Julio del Pacto de Estado,.

A las miembras de la Subcomisión Parlamentaria del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

A organizaciones feministas, medios de comunicación y toda la sociedad.

Mostramos nuestro desacuerdo con que la Subcomisión parlamentaria, que el pleno del Congreso de Diputados acordó crear el 15 de noviembre de 2016 y que debía presentar sus propuestas a finales de mayo, que acordó darse dos prórrogas, primero hasta el 16 de junio y luego hasta el 30 de junio, y que ha acordado una tercera prórroga hasta finales de julio para poder seguir negociando el documento, porque:

1.- Retrasar al final de julio o agosto las propuestas de medidas contra las violencias machistas de la Subcomisión es debilitarlas, por ser un periodo de vacaciones parlamentarias (por el artículo 73 de la Constitución) y de desmovilización social. Mientras se pospone la mejora de la acción de los poderes públicos, decenas de mujeres han sido asesinadas, y el verano no nos dará tregua.

2.- El retraso de las medidas dificulta su imprescindible respaldo presupuestario, pues el Gobierno está elaborando ya, y ha de presentar en septiembre (por el art. 134 de la Constitución), el Proyecto de Presupuestos para 2018, ante el que reiteramos la reivindicación de las manifestaciones feministas del 25 de mayo y los encierros y concentraciones de la alerta feminista del 19 de junio de 2017: sin presupuestos ni participación, las violencias machistas no son Cuestión de Estado. El Programa 232C de los Presupuestos del Estado debe aumentar al menos en 120 millones su dotación de 31,7 millones de euros.

3.- El silencio es cómplice de la violencia. Denunciamos el ‘pacto de silencio’ entre los 7 Grupos Parlamentarios “en aras de alcanzar un acuerdo”, convirtiendo esta subcomisión en una de las más opacas del Congreso. El secretismo y los pactos de despacho entre las élites son la gran diferencia entre un ‘Pacto de Estado’ y una ‘Cuestión de Estado’ abierta a la participación del Movimiento Feminista y la sociedad civil para sumar fuerzas, y un ‘pacto de silencio’ es impropio del Parlamento como institución transparente y de democracia representativa de la sociedad.

4.- La responsabilidad de esta situación es mayor por parte del Grupo parlamentario del PP, por presentar un documento base inútil, y del Gobierno, que ni siquiera ha sido capaz de articular acuerdos con los gobiernos autonómicos en la Conferencia Sectorial de Igualdad del 30.06.17, mientras les reparte fondos insuficientes para la asistencia sicológica, jurídica y social a las víctimas en los Ayuntamientos que establece el art. 19 de la Ley 1/2004, y nulos para la prevención en los ámbitos educativo, sanitario y de medios de comunicación, además de marginar totalmente a las organizaciones de mujeres.

5.- No es función de las organizaciones y plataformas del movimiento feminista hacer el trabajo del parlamento y de los poderes públicos en general, pero sí hacer seguimiento, reivindicaciones y propuestas, que reiteramos resumidamente ahora:

a. Participación de las organizaciones feministas ante la evaluación de las políticas públicas contra la VG por un Comité de expertas independientes, similar al CEDAW y el GREVIO.

b. Partidas presupuestarias suficientes y ejecutadas.

c. Prevención y atención de la Violencia sexual como violencia de género (C. Estambul)

d. Despatriarcalizar la Justicia, que desoye a las víctimas y sobresee el 40% de las denuncias por violencia de género.

e. No a la custodia compartida judicialmente impuesta.

f. Que las 20.280 plazas de personal al servicio de la Administración, aprobadas por el Consejo de Ministros el 7 de julio, incluyan la reposición de plazas del Instituto de la Mujer y las necesarias para cumplir la Ley O. 1/2004 contra la Violencia de Género, incluyendo su artículo 19 de atención social, jurídica y sicológica.

Nos solidarizamos con las acciones feministas contra las agresiones sexuales en los sanfermines, las fiestas de Zarautz y otras. Estaremos en el verano alerta, unidas y movilizadas contra la violencia social e institucional.

Ver el escrito en la web de Plataforma 7N

Firma la petición de Change.org

Ver noticia en  Tercera Información

El Ministerio del Interior impulsa la lucha contra la violencia de género con la aprobación del nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de violencia de género

Lucha contra la violencia de género.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha firmado hoy la Instrucción que pone en marcha el nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de violencia de género y de gestión de la seguridad de las víctimas.
Junto al nuevo protocolo ahora aprobado, el Ministerio del Interior pone a disposición de los especialistas policiales las dos nuevas herramientas para la valoración policial del riesgo (VPR) y (VPER) con las que se conseguirá aumentar los niveles de seguridad de las víctimas de violencia de género.
El Ministerio del Interior recalca la necesidad de seguir insistiendo en la sensibilización, prevención y educación «para acabar con la violencia desde los primeros síntomas».
El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha firmado hoy la Instrucción que recoge el nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de violencia de género (Ley Orgánica 1/2004) y de gestión de la seguridad de las víctimas. Las herramientas que se citan en el protocolo se incorporan desde hoy mismo, en fase de producción (modo experimental), al Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén) del Ministerio del Interior.
Combatir y derrotar la violencia de género es hoy, en nuestro país, una prioridad absoluta e irrenunciable sobre la que existe un consenso social y político unánime y total. En este marco, VioGén es un sistema que permite enfrentarse a la violencia de género desde un enfoque preventivo y anticipativo. Gracias al uso compartido de los recursos y la gestión eficiente de las fuentes de información, se ofrecerá una respuesta más global, integral y coherente.
La metodología en la que se basa este sistema es el análisis permanente del riesgo, un estudio que analiza la peligrosidad de los maltratadores, la vulnerabilidad de las víctimas y cuantas otras circunstancias las rodeen, valorando, de manera individualizada y continuada en el tiempo, la evolución del riesgo al que puedan estar sometidas.
Los nuevos formularios de Valoración Policial del Riesgo (VPR) y Valoración Policial de Evolución del Riesgo (VPER) han sido diseñados teniendo en cuenta también los cambios que se han producido desde el 2007, fecha de puesta en marcha de VioGén, contemplando indicadores tales como son el uso generalizado de internet y de las redes sociales, todo ello, por la necesidad de adaptar los formularios a la realidad cambiante. Entre ellos, cabe destacar también las formas incipientes de violencia de género detectadas entre los adolescentes, la realidad de las mujeres maltratadas con discapacidad o el necesario y complejo abordaje de la seguridad de los menores de edad a cargo de las víctimas.
En esta labor de revisión ha colaborado la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), que ha estado trabajando con el Ministerio del Interior para que los nuevos formularios se hayan puesto hoy en fase de producción en dos unidades policiales para ser progresivamente implementados en todas las plantillas participantes en VioGén.
Un esfuerzo colectivo
Desde el Ministerio del Interior se recuerda que todavía hay mucho que hacer especialmente en los campos de la sensibilización, prevención y educación para acabar con la violencia de género desde los primeros síntomas. La educación en igualdad y en libertad es lo que de verdad marca la diferencia en cuanto a la violencia de género en cualquier sociedad.
En este esfuerzo colectivo, por combatir la violencia de género, durante la pasada legislatura, desde el Ministerio del Interior trabajó para incorporar al Sistema VioGén los servicios sociales y de igualdad de las Comunidades Autónomas, entre otras cosas, porque un colectivo importante de mujeres maltratadas que no denuncian ante los servicios policiales pero sí acuden en busca de ayuda a los servicios asistenciales.
VioGén cuenta con algo más de 34.000 usuarios, con capacidad para interactuar con el sistema; usuarios de distintas entidades e instituciones públicas, tales como la Policía Nacional y la Guardia Civil, Instituciones Penitenciarias, Policías Locales y Autonómicas, Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), fiscales, forenses, o servicios sociales y de igualdad de las Comunidades Autónomas.
El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha firmado hoy la Instrucción que recoge el nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de violencia de género (Ley Orgánica 1/2004) y de gestión de la seguridad de las víctimas. Las herramientas que se citan en el protocolo se incorporan desde hoy mismo, en fase de producción (modo experimental), al Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén) del Ministerio del Interior.
Combatir y derrotar la violencia de género es hoy, en nuestro país, una prioridad absoluta e irrenunciable sobre la que existe un consenso social y político unánime y total. En este marco, VioGén es un sistema que permite enfrentarse a la violencia de género desde un enfoque preventivo y anticipativo. Gracias al uso compartido de los recursos y la gestión eficiente de las fuentes de información, se ofrecerá una respuesta más global, integral y coherente.
La metodología en la que se basa este sistema es el análisis permanente del riesgo, un estudio que analiza la peligrosidad de los maltratadores, la vulnerabilidad de las víctimas y cuantas otras circunstancias las rodeen, valorando, de manera individualizada y continuada en el tiempo, la evolución del riesgo al que puedan estar sometidas.
Los nuevos formularios de Valoración Policial del Riesgo (VPR) y Valoración Policial de Evolución del Riesgo (VPER) han sido diseñados teniendo en cuenta también los cambios que se han producido desde el 2007, fecha de puesta en marcha de VioGén, contemplando indicadores tales como son el uso generalizado de internet y de las redes sociales, todo ello, por la necesidad de adaptar los formularios a la realidad cambiante. Entre ellos, cabe destacar también las formas incipientes de violencia de género detectadas entre los adolescentes, la realidad de las mujeres maltratadas con discapacidad o el necesario y complejo abordaje de la seguridad de los menores de edad a cargo de las víctimas.
En esta labor de revisión ha colaborado la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), que ha estado trabajando con el Ministerio del Interior para que los nuevos formularios se hayan puesto hoy en fase de producción en dos unidades policiales para ser progresivamente implementados en todas las plantillas participantes en VioGén.
Un esfuerzo colectivo
Desde el Ministerio del Interior se recuerda que todavía hay mucho que hacer especialmente en los campos de la sensibilización, prevención y educación para acabar con la violencia de género desde los primeros síntomas. La educación en igualdad y en libertad es lo que de verdad marca la diferencia en cuanto a la violencia de género en cualquier sociedad.
En este esfuerzo colectivo, por combatir la violencia de género, durante la pasada legislatura, desde el Ministerio del Interior trabajó para incorporar al Sistema VioGén los servicios sociales y de igualdad de las Comunidades Autónomas, entre otras cosas, porque un colectivo importante de mujeres maltratadas que no denuncian ante los servicios policiales pero sí acuden en busca de ayuda a los servicios asistenciales.
VioGén cuenta con algo más de 34.000 usuarios, con capacidad para interactuar con el sistema; usuarios de distintas entidades e instituciones públicas, tales como la Policía Nacional y la Guardia Civil, Instituciones Penitenciarias, Policías Locales y Autonómicas, Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), fiscales, forenses, o servicios sociales y de igualdad de las Comunidades Autónomas.
Ver información en la web del Ministerio del Interior.

¿Por qué no se se suicidan antes?

Hace años que Andrés Montero Gómez (Presidente de la Sociedad Española de PSicología) lo explicó muy acertadamente en un extraordinario artículo para «El Correo» que yo recupero a través de Mujeres en red.

No lo transcribiré completo pero sí dejaré algunas de sus aclaraciones más significativas.

«Si tuviera que establecer una hipótesis sobre por qué algunos agresores se suicidan tras asesinar a una mujer, me basaría en lo que sustenta la violencia machista: la dominación. Casi todos los agresores matan a la mujer después de que ella haya decidido abandonarles. Es la pérdida de control lo que precipita el asesinato, y también el suicidio posterior. En violencias sistemáticas, el agresor machista ha construido su universo vital prácticamente alrededor de la dominación traumática de una mujer. Cuando es prolongado, el sometimiento de otro ser humano acaba convirtiéndose en el centro de la vida del agresor, es el referente que le otorga significado primordial a su existencia. Cuando desaparece ese centro, la vida pierde sentido para el torturador».

Ver artículo completo en Mujeres en Red.

La violencia de género debe combatirse desde las aulas

En 2004 la ley contra la Violencia de Género puso este problema en el centro neurálgico de la política española. Nació como una ley transversal que debía empapar todo y a todos; sin embargo, su desarrollo en el largo plazo está pendiente y las medidas que ya se han adoptado necesitan más medios. “Se han adoptado medidas a corto y medio plazo contra la violencia de género, pero ¿se ha progresado tanto en ámbitos como el educativo o el sanitario?”, plantearon el pasado viernes cuatro profesionales en contacto con el problema.

Ver noticia completa en el  diario El País.