Los taxis visibilizan su rechazo a la violencia de género

Pegatinas que llaman a la concienciación contra el maltrato se podrán ver en los 500 vehículos de la flota en la capital.  La Plataforma contra la Violencia a las Mujeres plantea que Aucorsa se una a la iniciativa.
Se trata de un sector laboral masculinizado -473 de los 500 taxistas de Córdoba son varones- y desde dos de ellos partió una iniciativa que se va a llevar a cabo por primera vez en Andalucía: que los taxis de la ciudad sean transmisores ante la sociedad para visibilizar el rechazo a la violencia contra las mujeres.
“Es una obligación social que deberíamos tener todos y a la que el taxi se quiere sumar. Tenemos la obligación de erradicar la violencia machista”. Son palabras del presidente de la Asociación Provincial de Autónomos del Taxi de Córdoba (AUTACOR), Miguel Ruano, quien ha presentado esta campaña de concienciación a la que se sumarán los 500 taxis de la flota en la capital que llevarán una pegatina para visibilizar el rechazo al maltrato. “Quien ama, no mata ni maltrata”, reza el lema que ya se puede ver en 150 taxis de Córdoba a los que se sumarán paulatinamente el resto del medio millar que trabajan en la ciudad.
La iniciativa nació de dos taxistas, Manuel Merino y Santiago Muñoz, y se ha llevado a cabo en colaboración con la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres. “¿Qué taxista no ha visto a una mujer que sale de su casa con lo poco que ha podido coger o la recoge en la estación de autobuses huyendo de su marido desde otra ciudad?”, cuenta Ruano para señalar que en el gremio se viven en el día a día situaciones donde se palpa la realidad de la violencia machista.
Ver información en la web de Cordópolis

Comunicado de prensa: La Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres, crítica que se considere a los celos una conducta delirante

Ante la sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba que ha absuelto a Elidoro L.C , acusado de asesinar a María Rey Redondo en la barriada de Alcolea en mayo de 2013, por alteración psíquica “por trastorno de ideas delirantes”, la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres muestra su enorme preocupación e indignación por la proliferación de sentencias que exculpan a los asesinos en base a trastornos mentales con delirio de celos.

Para la Plataforma, si entendemos los celos como una conducta delirante, un alto porcentaje de la población padecería enfermedad mental y tendrían que volver a abrir todos los psiquiátricos del Estado.

En su opinión, desculpabilizamos a los asesinos amparándonos en adicciones y en enfermedades mentales para blindar la verdadera enfermedad social que subyace a estos asesinatos: El machismo y el patriarcado.

El sistema de valores tradicional que asigna al hombre autonomía, control y posesión da lugar a un modelo androcéntrico, patriarcal, sobre el que se gesta la violencia de género, tanto la sutil como la atroz. La violencia machista aspira a perpetuar la desigualdad, que el violento necesita como forma de identidad en la relación. Bajo la fachada de los celos se encuentra una baja autoestima, dificultad para valorarse a sí mismo, patrones afectivos mal aprendidos y búsqueda de ese control al que hemos hecho referencia.

La Plataforma critica la creciente y reiterada política de la abogacía de abusar del recurso a la psiquiatría para atenuar o eximir de responsabilidad de los acusados, y ve con preocupación que ésta práctica se esté convirtiendo en moneda de cambio habitual cuando las personas con trastornos mentales, estadísticamente, son más víctimas que autores de hechos violentes, 14 veces más que la población general.

Flaco favor hacemos a estos  enfermos  diagnosticados como tales. Una de las mayores preocupaciones de las familias de personas con trastornos mentales es la estigmatización del enfermo por razones de peligrosidad criminal y social. El 85% de la población asocia enfermedad mental a delito, violencia y agresividad; nada más lejos de la realidad.
Celoso, bebedor, persona de infancia desgraciada, drogadicto o enfermedad mental; atenuantes para exculpar, quitar responsabilidad, tolerar comportamientos y justificar las agresiones. No son locos, son asesinos de mujeres.

¡!Cuantas facilidades encuentra la defensa del acusado para demostrar los celos y qué  difícil es para las mujeres demostrar en el juzgado el maltrato psicológico!!

En Justicia, no hay peor sensación para las víctimas  y  sus familias, que la de pensar que el azar juega un papel decisivo, que la suerte hará que te toque un juez o jueza consciente de la situación real de la violencia contra las mujeres o, por lo contrario, no lo sea.
Por último,  la Plataforma llama la atención sobre el hecho de que solo 14 de las 55 mujeres asesinadas en 2014 habían denunciado a su agresor y se pregunta si las actuaciones judiciales no tendrán algo que ver en que las mujeres víctimas sean reacias a denunciar.

Presentación de las actividades para el 2013 a la prensa

La portavoz de la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres, Carmen León, esgrime «58 razones más que de sobra para gritar basta ya a este terrorismo al que no se le da la importancia que tiene». 58 son las mujeres que han muerto este año por esta causa, once de las cuales eran andaluzas y dos cordobesas. Con ellas fueron asesinados también 6 niños. El 25 de noviembre es el día contra la violencia machista y en torno a esa fecha la plataforma ha elaborado una agenda de actividades que por primera vez desde su creación, hace más de una década, harán sin el patrocinio del Ayuntamiento. Este pionero colectivo de cordobesas no ha logrado cerrar un acuerdo satisfactorio con el nuevo equipo de gobierno y temen que este año su capacidad para difundir el mensaje –hasta ahora se ha hecho a través de campañas publicitarias– sea menor y llegue a menos gente.

La plataforma reconoce además que la crisis ha orillado el interés hacia estos temas: «El nivel de participación y entusiasmo ha decaído. Son malos tiempos para la igualdad en general: económica, social y de género». León dijo ayer que no teme un retroceso respecto a lo conseguido por las mujeres en este terreno, pero sí reconoce que será más difícil a partir de ahora. La portavoz insistió en que el mensaje de la plataforma sigue siendo el mismo: «Hay que denunciar cuando sientas que estás siendo maltratada o conozcas algún caso de maltrato».

Amnistía Internacional se suma a las actividades con la exposición Retrato de un escándalo universal de derechos humanos que, lamentó María Jesús Monedero, «tiene diez años pero sigue estando de actualidad». Amnistía Internacional se unirá a la manifestación convocada el domingo 24 por la plataforma.

Ver noticia en Diario Córdoba

La Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres se queda sin convenio tras 11 años

La fórmula propuesta este año por el Ayuntamiento de Córdoba de un convenio con el pago al año siguiente de celebrar las actividades hace inviable el trabajo de la primera entidad de este tipo creada en Andalucía, explican desde a asociación.
«Es un intento de asfixiarnos», denuncia la portavoz de la plataforma que agrupa a 70 colectivos y, pese a ello, «seguirá su trabajo» con una atención permanente a las víctimas de malos tratos.
La Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, que fue pionera en Andalucía desde 1997 en la lucha contra el maltrato, se ha quedado este año sin el convenio con el Ayuntamiento de Córdoba que, desde hace 11 años, le permitía sufragar los gastos de todas las acciones que esta organización lleva a cabo en su tarea diaria. Este convenio, que se venía firmando ininterrumpidamente desde el año 2001 por un montante de unos 10.000 euros, era la base económica sobre la que se asentaban las acciones que le han permitido en este tiempo aunar voluntades y participación unánime en su trabajo contra la violencia de género.

Ver noticia en completa en  Diario.es

Las mujeres se concentran para rechazar la violencia machista

La Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres organizó ayer diversos encuentros en Villafranca, El Carpio y Pedro Abad. Carmen León, portavoz de dicho colectivo, explicó que esta actividad la vienen celebrando desde hace varios años por los pueblos de la provincia con el objetivo de convertir el viaje de sus representantes en un acto reivindicativo para denunciar que aún sigue existiendo la violencia contra las mujeres, así como las situaciones de desigualdad y marginación que se continúan viviendo en las zonas rurales.

Ver noticia completa en Diario Córdoba.