Manifiesto de diciembre de 2008

Desde la asociación de Mujeres Marianne perteneciente a la Plataforma Cordobesa contra la violencia a las mujeres decimos: No queríamos estar aquí esta tarde, no quisimos preparar esta intervención. Deseábamos tanto no tener que subir aquí hoy a clamar nuevamente por la vida.

Anhelamos que no sean necesarios más actos de repulsa, ni más plenos, ni más manifestaciones. ¿Cuántos van ya?, ¿no ha habido ya suficientes?, ¿hasta cuando?

Hoy no deberíamos estar aquí y nos preguntamos por el valor de estos gestos de repulsa. Nos negamos a conformarnos con reunirnos todos los meses, con nombrar a las muertas, asesinadas y manifestarnos contra la denominada “lacra social”. ¡Nos estremece!

Queremos hacer de estos actos un compromiso desde la actitud feminista, mujeres y hombres convencidos que aún queda demasiado por hacer, demasiado por cambiar: mentalidades, costumbres, situaciones… Desigualdades que desde la publicidad, las series televisivas, las canciones, el lenguaje, con la Educación, como base fundamental, pero no sólo en los centros escolares, sino en nuestras expresiones, en nuestro día a día, en cada momento,  en cada gesto y actitud, con todas las personas que nos relacionamos, aportando desde nuestro análisis y observaciones las claves para luchar contra las raíces patriarcales que tan profundas son.
Continuamos viviendo, conociendo situaciones de maltrato a mujeres y la impotencia de las víctimas, en demasiados casos doblemente víctimas, para salir de ese circuito infernal. Pese a las tan reivindicadas leyes, al esfuerzo de tantas buenas personas por avanzar en los derechos de la mujer, en Derechos Humanos…

Sin embargo si hoy y cada acto como el de hoy sirve para confirmar nuestro compromiso y para que con ese esfuerzo una mujer logre salir de esa espiral de violencia, tiene sentido  esta larga lucha.
¡Un hurra por todas las mujeres que han podido y han sabido cortar de raíz. ¡Un hurra por todas las mujeres y hombres que luchan desde lo público y lo privado por la dignidad y la vida de todas las mujeres. ¡Por todas las personas que siguen creando situaciones para que la mujer pueda decir basta, porque se siente apoyada, con sustento, comprendida, porque hacen avanzar realmente las situaciones de Igualdad y aligerar las cargas que hacen que las mujeres aguantemos cualquier tipo de mal trato, de esclavitud: paro, vivienda, cargas familiares, dependencia afectiva… ¡Un hurra por todas las Instituciones que resisten, que no cejan en buscar fórmulas y formas de parar esta violencia machista. Agradecemos al ayuntamiento de Córdoba su compromiso, que es un referente imprescindible a otras Instituciones. Buenas tardes. Plataforma Cordobesa contra la violencia a las mujeres.