Comunicado de la manifestación del 25 de noviembre de 2004

Amigas, amigos, compañeras, compañeros.

Un año más salimos a la calle para mostrar nuestro compromiso contra la violencia de género.

Un año más tomamos la calle para decir en voz alta que éste es un problema de toda la sociedad.

Un año más, ocupamos la calle para denunciar que 500 mujeres han sido asesinadas como consecuencia de la violencia de género, en apenas 5 años.

Un año más estamos aquí para remover conciencias, para sumar voluntades, para estremecer las entrañas de una sociedad que tiene la obligación y el deber moral de reaccionar ante la violencia que sufrimos las mujeres, simplemente por el hecho de serlo.

Un año más salimos a la calle para recordar, para nombrar una por una a todas las mujeres asesinadas, y lo hacemos desde la rabia el dolor y el espanto que nos produce la estadística, porque ya e son 87 las mujeres asesinadas este año.

Y este año también salimos a la calle para identificar, para señalar con firmeza a los agresores, a los maltratadores, a los asesinos, con sus nombres y apellidos, porque no podemos permitir más que los escondan y los oculten detrás de unas iniciales.

La plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres viene denunciando, condenando, repudiando toda agresión, abuso, y asesinato sufrido por las mujeres y expresando su solidaridad a las familias de las víctimas, trabajando en esta dura realidad que se manifiesta todos los días del año.

Porque compañeras, compañeros:

Tenemos 500 razones con nombre de mujer para denunciar, tenemos 500 razones para comprometernos, Tenemos también razones para decir que avanzamos, la ley integral (por la que hemos luchado las mujeres) se va a hacer realidad, cada vez hay más mujeres que denuncian, hay cada vez más hombres que se comprometen y nos acompañan.

Pero esto no es suficiente, porque el asesino sigue suelto, sigue impune, sin que nadie lo detenga, moviendose a su antojo en su campo de acción. Nos acosa en nuestras casas, en nuestras calles, dejando su huella para vergüenza de todos y de todas que con actitudes y silencios convierte a una parte de la sociedad en su cómplice.

Por eso desde esta Plataforma hacemos un llamamiento a la conciencia de cada una de las personas que hoy estamos aquí, para que con vuestras palabras y vuestras actitudes, seáis el espejo de la condena, del rechazo, de la repulsa cada vez que en vuestro camino se cruce este asesino de mujeres. Para que entre todos y todas desenmascaremos, aislemos y avergoncemos al agresor, al asesino, al ladrón de libertades.

Sabemos que faltan las palabras y la rabia, para que toda la sociedad grite ni una muerte más, ni una agresión más…. pero desde la plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres resistimos y resistiremos desde el dolor y desde la incomprensión de quienes siguen mirando hacia otro lado, desde quienes hacen el asesinato de mujeres muertes de tercera clase, y seguiremos denunciando, condenando, concienciando y exigiendo desde la legitimidad que nos otorgan esas 500 mujeres asesinadas en apenas 5 años.

Por ello desde aquí queremos denunciar la poca sensibilidad del poder judicial, ante los asesinatos a mujeres, ante las agresiones, los abusos de todo tipo que sufrimos las mujeres y exigimos, respetando la independencia del poder judicial, un cambio radical en sus actitudes, aplicando el principio de igualdad de manera efectiva y real.

Pedimos a los medios de comunicación que no sólo trasladen a la ciudadanía lo que denominan noticia. Que conciencien, informen y sensibilicen, que no busquen solo la audiencia; y porque no es suficiente con que nos informen de los asesinatos o nos muestren imágenes brutales de mujeres, les pedimos también que tomen partido y se unan a nosotras contra la erradicación de este tipo de violencia sexista, violencia de género, desenmascarando y avergonzando a los agresores a los asesinos.

Pedimos a los poderes públicos esfuerzos continuados para que establezcan una coordinación adecuada que haga plenamente eficaces las leyes que afortunadamente se están tomando ,, tal y como veníamos reclamando las mujeres.

Denunciamos que mientras sigamos hablando de violencia doméstica, el problema se minimiza y se reduce al ámbito de lo estrictamente privado, y compañeros, compañeras la violencia que estamos sufriendo las mujeres es un problema estructural, asentado en nuestra sociedad que afecta a 12 millones de personas en España.

Por último, queremos hacer un llamamiento a todas las mujeres para que no toleren en sus relaciones, tanto públicas como privadas, ninguna afrenta a su dignidad e integridad, sumándose a la defensa de cuantas iniciativas tiendan a la erradicación de la violencia de Género.

Y también, a todos los compañeros, amigos, vecinos, ciudadanos de Córdoba para que rompan esa complicidad de género, para que se atrevan a dar un paso hacia delante y nos acompañen activamente en la denuncia y la condena contra la violencia de género. Desenmascarando, identificando y avergonzando al agresor al asesino.