Manifiesto de mayo de 2007

Señora Alcaldesa, Señoras y Señores Capitulares, Compañeras y Compañeros:

Una vez más nos volvemos a encontrar. ¡Mala señal! ¿Qué muestra? Que siguen asesinando a mujeres, a manos de sus maridos, compañeros, o ex, en fin, de la persona que ha compartido parte de su vida; en la mayoría de los casos una vida que lejos de ser grata, ha estado llena de angustias, dolor y miedo, ¡mucho miedo!. Una violencia y un miedo que también sufren los hijos e hijas.

No es justo, y levantamos la voz por todas esas mujeres que no se hacen oír, que tienen tanto miedo que ni siquiera, en muchos de lo casos, son conscientes de que son maltratadas, no solo físicamente, sino también psicológicamente. Es el principio, y por desgracia, el principio del fin para muchas, demasiadas.

Despertad mujeres. No estamos solas. Desde las diferentes Instituciones estamos consiguiendo logros: Ley Integral, Ley de Igualdad, información, apoyo, asesoramiento. Desde el Ayuntamiento de Córdoba se han puesto en marcha programas de Reinserción Laboral para dar formación a mujeres víctimas de violencia, Ayuda de Alquiler a las viviendas, Cupo de viviendas de Protección para familias monoparentales. y algo muy importante para esta Plataforma, apoyo moral a las víctimas.

El enseñar al pueblo de Córdoba la realización de estos Plenos Extraordinarios condenando la violencia de Género, es algo más que un gesto: Recordamos a las víctimas, nos solidarizamos con las familias, y repulsamos a los agresores y asesinos. Con ello hacemos ver que éstos actos no pueden quedar impunes, es una manera de llamar la atención a la ciudadanía para que rechacen cualquier tipo de vejación, insulto, agresión o asesinato a las mujeres. Es decir, concienciamos a Cordobeses y Cordobesas con nuestro minuto de silencio en la puerta de este Ayuntamiento.

Que las medidas adoptadas no son suficientes, ¡lo sabemos! Que se necesita dotar con más presupuesto, ¡también! pero para eso estamos trabajando, todo se puede mejorar y se debe mejorar.
Se necesita seguir exigiendo a todos los Poderes Públicos que actúen, desde el Legislativo haciendo leyes más igualitarias, desde el Ejecutivo haciéndolas cumplir, y desde el poder Judicial mayor concienciación, mayor formación y mayor seriedad y respeto por las víctimas.

Es preciso seguir avanzando, la desigualdad persiste en la práctica: seguimos siendo explotadas y discriminadas, la pobreza y la migración tiene rostro de mujer y la tremenda lacra de la violencia de género se nos muestra como la cara más cruel del patriarcado. Un mundo donde todo queda más cerca, pero también donde los abismos son más profundos.

Frente a todos los obstáculos, las mujeres tenemos un gran reto en los próximos años:

Debemos seguir en la lucha contra la violencia de Género y que ello se traduzca en acción política que haga posible superar los problemas reales de las mujeres y que nos protejan eficazmente nuestros derechos individuales y colectivos.

Tenemos la necesidad y la obligación de actuar unidas a favor de la historia, de una historia de progreso, donde también queremos que los hombres colaboren con nosotras, dejando asentadas las libertades y los derechos e igualdad real.

Desde aquí, nuestro recuerdo para esas mujeres a las que le han arrebatado la vida, este mes en concreto, a una señora de Santa Elena (Jaén), de la cuál no sabemos ni el nombre. La cuarta en nuestra Comunidad en lo que va de año. Fue asesinada por los disparos que le realizó su marido. La victima no había presentado denuncia por malos tratos. Se cometió este crimen el 7 de mayo.

El mismo día, en Carrejo (Cantabria) G. C. Q. colombiana de 41 años, fue asesinada por manos de su compañero sentimental, la apuñaló en varias ocasiones cuando se dirigía a su lugar de trabajo.

El 10 de mayo, en Castellón, una mujer de nacionalidad rumana y de la cuál tampoco conocemos su identidad, fue agredida brutalmente a puñaladas por su compañero sentimental. Actualmente se debate entre la vida y la muerte.

Hoy mismo, en La Pobla de Vallbona (Valencia), dos mujeres han sido asesinadas, madre e hija respectivamente, a manos de la pareja sentimental de ésta última.

Y así sucesivamente. Esto no acaba. Da igual la edad de las victimas, nacionalidad, el estatus social, si son solteras, casadas o separadas. El único factor común de todas ellas es que son victimas de unos asesinos, que por el mero hecho de ser hombres, se creen en el derecho de ser sus dueños. No quieren reconocer que somos libres, autónomas e independientes, que decidimos por nosotras y estas decisiones deben ser respetadas.

Por ello esta Plataforma seguirá trabajando en políticas de Género planificadas, bien programadas, comprometidas y con indicadores fiables que nos permitan la imprescindible evaluación hasta alcanzar los objetivos veraces y posibles marcados. ¡Así lo haremos! Desde la base del respeto, la educación, la igualdad y la concienciación.

No queremos finalizar, sin agradecerle a toda la corporación, que la mayoría de sus capitulares hayan permanecido junto a esta Plataforma mes tras mes, y años tras año condenando la violencia y el terrorismo social que sufrimos las mujeres. Y muy especialmente a la Alcaldesa Doña Rosa Aguilar, por su compromiso Político y Humano, y por la apuesta seria y constante que ha llevado a cabo con su apoyo a esta Plataforma. Gracias.

Ni una muerte más, ni una agresión más.