Manifiesto de marzo de 2006

Señora alcaldesa, señoras y señores capitulares, compañeras y compañeros:

Estamos en Marzo, un mes dedicado especialmente a conmemorar las luchas de las mujeres, a celebrar los logros y a reivindicar todos los derechos que en la práctica aún no hemos conseguido.

No es fácil para nosotras volver a estar aquí, llevamos ya cinco años reuniéndonos mes tras mes, sin faltar ni uno. ¿No es esta la prueba más contundente del mucho camino que nos queda por recorrer? ¿Sabéis cuantas mujeres hemos hecho presentes nombrándolas en esta sala durante estos cinco años? 446, 446 vidas perdidas y un montón de vidas rotas a su alrededor (hijas, hijos, padres madres, hermanos/as…).

En el 2001 en Córdoba dos mujeres son asesinadas: Mª Dolores de El Viso y Toñi Sánchez de nuestra Capital, brutalmente asesinada por su ex marido de un disparo en presencia de sus hijos. En Andalucía 16 y en resto de España 53 un total de 71.

En el 2002 muere asesinada en nuestra ciudad Elvira, en Andalucía 10 en el resto de España 66 en total 77.

En el 2003 en Córdoba es asesinada Mariela rociada con liquido inflamable, murió un mes después. En Pozo Blanco Juliana. En Andalucía 16 y en el resto de España 79 en total 97.

El 2004 fue especialmente doloroso para nuestra ciudad, dos mujeres muy jóvenes fueron brutalmente apuñaladas Laura (el juicio se está celebrando en estos días) y Beatriz. En la provincia otras dos Mª Angeles de Priego y Alfonsa. de la Victoria. El asesino fue condenado a 25 años por la audiencia provincial y el tribunal superior de Andalucía le ha rebajado la pena en 5 años por considerar que no hubo ensañamiento. La mató a palos en medio de la calle. En Andalucía 15 y en el resto del país 78 En total otras 97.

En el 2005 es asesinada en Córdoba una joven madre Rosa Mª. En Andalucía 10 en el resto de España 65 son 76 en total.

El 2006 lo recibimos con la noticia del asesinato de Piedad una mujer de nuestra provincia. Solo llevamos tres meses y ya son 18 las mujeres muertas contando las de este mes.

En cinco años 446 ¿Verdad que cuando se hacen presentes todas juntas se encoge aún más el corazón?  ¿Por qué no podemos acabar con este terrorismo? ¿Por qué en lugar de desaparecer va en aumento sobre todo entre la juventud?

A todas estas mujeres se les arrebató lo más valioso, la vida, y con ella el derecho humano de amar, de vivir sin miedo, de vivir en libertad… ¿Cuantas como ellas tenemos a nuestro alrededor sufriendo en silencio el desprecio, las humillaciones, las bofetadas, los malos tratos de todo tipo? Por desgracia muchas, muchísimas. ¿Cuántas chavalas jóvenes desde que empiezan una relación dejan de ser ellas mismas para estar controladas y sometidas a los deseos de su pareja? Es que me quiere mucho dicen ingenuamente. Confundir el amor con el afán de dominar, controlar y poseer, está en la base de la violencia.

Los maltratadores, los asesinos de mujeres son aquellos que piensan que la mujer les pertenece, que debe estar sometida a su voluntad y a su antojo; son aquellos que cuando desgraciadamente a las mujeres ya no les quedan fuerzas para seguir aguantando y tratan de rebelarse, de huir de las cárceles de humillación y sufrimiento, entonces eligen fríamente el método, el arma con la que puedan causar el mayor dolor, asegurándose golpear donde no hay vuelta atrás y lo hacen. Lo hacen en plena calle, a la luz del día, en presencia de sus hijos e hijas, de sus vecinos y vecinas, de sus familiares… Apuñalan, disparan, prenden fuego, estrangulan, tiran por la ventana… Y cuando esto sucede, la rabia, el dolor y la impotencia nos golpean. Una y otra vez nos hacemos la misma pregunta: ¿Por qué no acabamos de una vez con este terrorismo? ¿Por qué a pesar de todos los logros, que los ha habido y muy importantes, no conseguimos eliminar la violencia contra las mujeres?

En el Foro Sobre Violencia de Género celebrado recientemente en nuestra ciudad, nos hemos reafirmado en el convencimiento de que la cultura patriarcal y machista permanece demasiado arraigada aún en nuestra sociedad y está en la raíz de la violencia. Es por eso que en las conclusiones de los talleres, las mesas redondas, etc., se insiste en la necesidad de apostar fuerte por la formación en género de todos los agentes implicados en su erradicación y por la prevención a través, sobre todo, de la educación en valores. En este sentido resaltamos la responsabilidad de la escuela, la familia y los medios de comunicación.

Las medidas contempladas en la Ley Integral son un gran avance, nos hemos dotado de un instrumento legal importante, pero no es suficiente. Hoy sigue siendo necesario el compromiso personal y colectivo en la lucha por la igualdad y contra la violencia, no podemos bajar la guardia, al contrario, debemos conseguir que toda la ciudadanía se conciencie.

Sabemos que los sectores más conservadores y retrógrados de la sociedad, ven con inquietud los avances logrados en el terreno de la igualdad de genero y lanzan sus ofensivas, desacreditando y culpabilizando a las mujeres. No importa, nosotras sabemos que llevamos la razón y nada ni nadie nos va a detener, al contrario nuestro compromiso se renueva cada día, mientras una sola mujer muera por reivindicar su derecho a vivir con dignidad, con libertad, nosotras seguiremos gritando y denunciando esa injusticia.

Para terminar queremos expresar una vez más, nuestra gratitud a la Alcaldesa y a la corporación municipal por su constancia en mantener el compromiso de celebración de los Plenos extraordinarios durante estos cinco años. Para los colectivos, para las mujeres que formamos esta Plataforma, es alentador sabernos apoyadas por nuestro Ayuntamiento. Gracias al trabajo realizado con el apoyo de las Instituciones, Córdoba se ha convertido en referente en la lucha contra la violencia. de género.

Ojalá llegue pronto el día en que todo esto no sea necesario. Mientras tanto seguiremos en la lucha. Las 446 mujeres asesinadas nos lo exigen.

¡Ni una agresión más, ni una muerte más!