Manifiesto de febrero de 2005

Buenas tardes Señora Alcaldesa, Señoras y Señores capitulares, compañeras y compañeros:

A penas hace un año nos encontrábamos aquí condenando y denunciando la muerte de una cordobesa, la muerte de Laura. Hoy 24 de febrero nos volvemos a encontrar para condenar y repudiar el asesinato de otra ciudadana cordobesa, Rosa Mª.

Por ello esta Plataforma que se ha convertido en un referente en la lucha, día a día, por la erradicación de la violencia de género, hoy más que nunca denuncia, condena y repudia cualquier tipo de agresión, maltrato, abuso y vejación sufrida por las mujeres, que hoy, tiene el nombre de una mujer cordobesa, de una conciudadana nuestra, Rosa María.

Estamos aquí, de nuevo, llenas de dolor, para rechazar este abominable crimen, un crimen, que nos debería hacer reflexionar y pensar ¿qué es lo que no estamos haciendo para que hayan muerto 13 mujeres en lo que va de año?  Para que todos los días las mujeres sean perseguidas, maltratadas, ultrajadas y castigadas a una vida rota por el dolor, el miedo y la impotencia de saberse a expensas de un sociedad, que ni siquiera ante la muerte se remueve con contundencia y se queda en medidas tibias para no molestar a quienes tienen el poder y el control; que se pierde en debates de terminologías y en políticas correctas; que no tiene el valor de visualizar a los agresores ni a los violentos, y que, en definitiva, los arropa en nombre de un estado de derecho que necesita un tanto por cierto de muertes de mujeres para actuar.

Es necesario que desde todas las instancias descubramos, publiquemos y arrinconemos a los asesinos de Jessica de 17 años, de Amparo de 23 años, de Berta de 22 años, de Rosa Mª de 25 años y de Amina de 31 años. Que han sido asesinadas durante este mes de febrero.

Es por ello, que desde esta Plataforma:

Condenamos estos asesinatos, que hoy nos duelen profundamente porque aún no se han cerrado las heridas que año tras año están ocurriendo en nuestra provincia y en nuestra ciudad.

Tenemos el compromiso y queremos desenmascarar, publicar, destapar, y aislar a este asesino, denunciar que Francisco José, es el asesino de Rosa María, al cual aun habiendo reconocido y confesado su crimen, por un mero formalismo hay que denominar presunto.

Ya es hora de que llamemos a las cosas por su nombre, que pongamos nombre y rostro a los asesinos. ¡Ni una agresión más, ni una muerte más!