Manifiesto de marzo 2013

Estamos en  Marzo,  un mes dedicado especialmente a conmemorar las luchas de las mujeres, recordamos, como cada año a tantas mujeres anónimas que han construido nuestra historia muchas veces con sangre y sacrificio. Mujeres que han entregado su vida para que la situación de la mujer y de la sociedad avanzara en pro de la justicia, la igualdad, la paz y el desarrollo. Su lucha no fue en vano.

Este año es especialmente duro. Sufrimos los efectos de un capitalismo sin rumbo y enfermo que aplica recetas que se ceban especialmente en los sectores más empobrecidos de nuestra sociedad, se ceba especialmente con las mujeres que padecemos  doblemente sus consecuencias y ….

Vuelta a empezar. Nos creíamos en el camino correcto y pensábamos que con sólo avanzar por él llegaríamos a nuestro objetivo: la igualdad. Y sin embargo, vemos que el camino, unas veces, se nos corta, otras se convierte en un círculo que nos lleva al mismo punto de partida y, en el peor de los casos, damos pasos hacia atrás.

Y es que la lucha de las mujeres ha cambiado poco en las formas, pero nada en el fondo. La de las mujeres ha sido siempre una lucha social, una lucha por los derechos humanos, contra la explotación, por la dignidad de las personas, contra el abuso de poder, por la vida, contra las guerras, por la igualdad, contra la pobreza, por la JUSTICIA SOCIAL.

Hoy  vivimos una situación que nos indigna como mujeres, como trabajadoras y como ciudadanas de un país, como todos los de nuestro entorno, llamados “democráticos”, donde el Fondo Monetario,  la banca y las multinacionales dirigen la política sin haber sido elegidas por el pueblo, con gobiernos que dejan a un lado las políticas sociales y  de igualdad en pos de políticas económicas reaccionarias. Un país  que creíamos en un camino de avance, en el que ya teníamos muchos pasos alcanzados, y ahora, nos vemos teniendo que volver a luchar de nuevo por ellos. Derechos laborales, que desaparecen  (mayor  precariedad y eventualidad laboral, incremento del desempleo femenino, diferencias salariales entre hombres y mujeres…) Derechos sociales y Leyes tan importantes para nosotras,  como la Ley Integral, la de Igualdad o la de Dependencia, que, a base de recortes, se están vaciando de contenido…

Por si todo eso fuera poco, los sectores más retrógrados de la sociedad, están resurgiendo al calor de las ideologías más conservadoras y tenemos que soportar declaraciones como las del Diputado Cantó, que son un insulto, no solo para las mujeres víctimas, sino para todas nosotras.

El año pasado, 56 mujeres fueron asesinadas en España por violencia machista y en lo que llevamos del presente la cifra alcanza ya las 14.

La violencia hacia las mujeres es una respuesta más de esta sociedad patriarcal, machista y que mira hacia otro lado frente a tantas desigualdades.

¿Saben ustedes cuantas mujeres sin trabajo, con hijos e hijas a su cargo y con un maltratador en casa,  se ven abocadas a aguantar todo tipo de insultos, vejaciones y violencia, porque sus criaturas tienen que comer?

Las mujeres que formamos la Plataforma, ante  estas situaciones, nos indignamos,  sabemos distinguir muy bien, cuando hay verdadera voluntad política y cuando son meros gestos propagandísticos. ¿De qué nos sirven los discursos?  ¿Cómo se puede decir que la lucha contra la violencia es una prioridad y al mismo tiempo tomar medidas  que están haciendo que las mujeres, y sobre todo las víctimas, lo tengan cada día más difícil para romper con el agresor?

Sentimos rabia, tristeza, una mezcla de sentimientos que sólo sabemos canalizar continuando con las protestas, con la lucha que otras mujeres empezaron hace ya tanto tiempo… y que tendremos que trasladar a generaciones venideras. Porque sabemos que esto va para largo, pero es tanta la energía que sentimos, que se nos contagia con el simple hecho de hablar las unas con las otras, de mirarnos y saber lo que pensamos, de ver claro que la justicia social y la igualdad son  tan necesaria como la vida misma.

¡Ni una agresión, ni una muerte más!
Plataforma Cordobesa Contra la Violencia hacia las Mujeres.