Manifiesto de febrero 2013

La Asociación de Mujeres Al Alba, integrada en la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, quiere denunciar la situación
aterradora en la que viven muchas mujeres. Cada mes de cada año, nos reunimos aquí para dejar constanciade nuestra repulsa a estos actos de violencia que se cometen contra lasmujeres. En los casi dos meses de este año 2013, son ya 8 mujeres las que han sido asesinadas, según nuestro cómputo.

La violencia machista sigue manifestándose a través de los tiempos y en todos los lugares del mundo, resultan espeluznantes las noticias que nos están llegando últimamente sobre las violaciones en países como La India, Méjico, los casamientos forzosos, la trata de
blancas…. Por no hablar de una de las expresiones más crueles del machismo: la mutilación genital femenina. Según la Organización Mundial
de la Salud cada año más de 3 millones de niñas corren peligro de sufrirla y se calcula que en España 10.000 menores pueden estar en peligro.

Pero la violencia machista sigue estando presente en nuestra sociedad en su manifestación más extrema, el maltrato, la violación, la prostitución, la oblación genital y el asesinato. También es machismo la situación que estamos sufriendo las mujeres en esta crisis económica, en el ámbito laboral y en la vida familiar.

En el trabajo cada vez nos resulta más difícil tener un empleo en condiciones y en la mayoría de los casos somos las primeras en ser despedidas, porque la sociedad todavía considera que nuestro empleo es secundario y que es el hombre, el padre de familia, el que debe de tenerun sueldo, sin embargo somos nosotras las que echamos horas sin asegurar limpiando, guisando, planchando, etc. cuando se acaban las
ayudas al desempleo.

Pero también, en esta que se supone que es nuestra tarea en la sociedad, la de cuidar el bien vivir de nuestra familia y garantizar que sus
necesidades básica estén cubiertas, lo tenemos cada vez más difícil: hay que echar muchas cuentas para llegar a final de mes, hay que hacer
mucha cocina creativa para dar de comer todos los días con unos suelos, cuando los hay, cada vez más bajos, cuando nos sigue subiendo la luz, el agua, etc. Cada vez están peor las cosas, los recortes en Sanidad, Educación, Servicios Sociales, repercuten en las familias y nos sobrecargan a las mujeres. Cuando se quita una ayuda a domicilio o unade dependencia, es una mujer la que suele tener que renunciar a su tiempo para atender a esa persona mayor, cuando se quita la ayuda a los comedores escolares, son las mujeres las que tienen que sacar tiempo
para preparar la fiambrera.

Cuando los servicios públicos se reducen, cuando los recursos especializados en las problemáticas de mujeres se les recorta el presupuesto o se diluyen en otros departamentos, como ha ocurrido con la unidad de la Mujer de la Policía Local, se está contribuyendo desde las instituciones a perpetuar la desigualdad entre hombres y mujeres.

No podemos olvidar que esta desigualdad es la que hace posible que algunos hombres, muchos más de los que nos gustaría, piensen que
tienen derecho a maltratar y a asesinar a sus esposas, compañera sentimental, parejas o ex -parejas.

Luchar contra la injusticia que suponen la desigualdad y la violencia hacia las mujeres, es tarea de todas y de todos: asociaciones y colectivos
de mujeres, la plataforma, el tejido asociativo, las instituciones públicas, la escuela, los medios de comunicación, la sociedad en general.

Todas y todos tenemos nuestro granito de arena que aportar, pero hoy queremos pedirles un esfuerzo un poco mayor a la comunidad educativa, que no siempre comprende la magnitud del problema. Difícilmente se olvida lo que se aprende en la infancia, de ahí la importancia de la educación en igualdad.

A los señores que dirigen los medios de comunicación, sobre todoa la televisión, que no intoxiquen con tantos mensajes, que parecen
maravillosos y que la mayoría son falsos. Que el problema de la violenciade género, lo traten con más objetividad, dándole la importancia que
tiene, pero huyendo del morbo y el sensacionalismo, implicándos etambién en esta lucha que es de toda la sociedad.

También queremos instar a las y los políticos sean del signo político que sean, para que se comprometan a no recortar los servicios públicos y sigan apostando por los recursos, ayudas y servicios especializados en los problemas que sufrimos las mujeres, por el mero hecho de haber nacido mujer. Que hagan un esfuerzo por olvidar elpartidismo y apuesten con medios, tanto económicos como humanos, por
aquellos servicios que funcionan, aunque no los haya puesto su gobiernoen marcha.

Por estas razones la Plataforma pide una vez más que no seutilicen de manera partidista la violencia machista y los asesinatos a las mujeres, que los partidos políticos sean capaces de llegar a un acuerdopara que juntos y juntas, a través del diálogo, busquen formas de acabar
con esta lacra social que dice muy poco de la sociedad democrática en laque vivimos.

Recordarles que hoy todos los asesinatos de mujeres y todas las mujeres que han sido y que están siendo agredidas, maltratadas humilladas, merecen un compromiso firme de la sociedad, un Pacto de Estado para acabar con la violencia machista en todas sus manifestaciones.

Por otra parte, valoramos positivamente, el trabajo que, en estos tiempos de crisis y de recortes, se está realizando desde la Delegación de
Mujer e Igualdad de este Ayuntamiento, para prevenir la violencia en la juventud con la campaña que se está llevando a cabo en los institutos de secundaria de nuestra ciudad.

Para acabar con la violencia hacia las mujeres se necesita: Responsabilidad política, concienciación social, educación en igualdad y trabajo colectivo, y como no, un Pacto de Estado.

Para finalizar, desde esta tribuna que nos ofrecen las instituciones,queremos transmitirles nuestro sentimiento de pesar a las familias de las
víctimas y nuestra promesa de que seguiremos luchando para queninguna mujer sufra violencia ni sea asesinada.

!Ni una agresión, ni una muerte más¡.
Plataforma Cordobesa Contra la Violencia hacia las Mujeres.