Manifiesto de diciembre de 2012

En primer lugar queremos expresar nuestra extrañeza por la forma como se ha hecho la convocatoria de este Pleno. Es la primera vez en los 12 años que llevamos asistiendo, que a esta Plataforma no se le ha comunicado dicha convocatoria. Ustedes nos van a disculpar, pero nos cuesta trabajo creer que se ha tratado de un mal entendido como se nos ha dicho. Desde siempre ha sido la secretaría de Alcaldía y no la de la Delegación de Igualdad, la encargada de comunicarnos la fecha de los Plenos. Si de forma casual ayer por la tarde  no nos hubiéramos enterado, ¿Qué hubiera pasado hoy? Pues sencillamente que no estaríamos aquí y ustedes se habrían librado de tener que oírnos.

Nosotras podemos entender que las críticas no sean plato de gusto para las personas que tomáis  las decisiones políticas, pero ustedes deben entender igualmente que nuestra responsabilidad, como sociedad civil organizada, es la de velar porque las personas a las que representamos, en este caso las mujeres víctimas de violencia, no vean dañados sus intereses.

Y eso es lo que hemos tratado y tratamos de hacer cuando denunciamos que la propuesta de reestructuración de la Unidad de  la Mujer de la Policía Local, presentada por la Delegada de Seguridad y que entrará en vigor en Febrero, va a perjudicar a aquellas  mujeres víctimas de violencia que decidan romper con  su agresor. Y las va a perjudicar porque, a nuestro juicio, la calidad de la atención que van a recibir, se va a ver muy mermada.

Nos consta  que  la medida se ha tomado con la intención de mejorar,  para poder prestar servicio por las noches y para garantizar que todos los turnos estén siempre bien cubiertos.  El que se dote a la Unidad de la Mujer de más personal, es una petición que esta Plataforma viene  haciendo desde hace tiempo, pero no pensamos que se haría de esta forma que se propone.

La propuesta es: Integrar la actual Unidad de la Mujer en Policía Judicial y garantizar que la atención a las mujeres víctimas se haga por personal  cualificado. Se habla de que los 15 agentes que se incorporan han recibido una formación “multidisciplinar”, por eso  entendemos que están preparados y saben de todo y para  todo.  ¿Donde queda la formación específica en violencia de género que contempla la Ley Integral?,  además este personal atenderá también todas las necesidades propias de  Policía Judicial.

A nuestro juicio,   sería una mejora si se hubiera aumentado el número de  agentes de la Unidad, para así prestar el servicio las 24 h,  pero manteniendo el actual organigrama, es decir, manteniendo la Unidad de la Mujer tal cual está, como una Unidad aparte, con dedicación exclusiva a esta tarea, con personal como el que tiene en la actualidad, altamente cualificado, con formación específica en violencia de género, con experiencia y en la mayoría de los casos con una vocación que es lo que ha hecho que este Unidad sea un referente para otros cuerpos de seguridad,  y sobre todo, que esté prestando un servicio a las víctimas de una calidad, una cercanía y una profesionalidad excelentes.

Nos consta que este Ayuntamiento y el equipo de gobierno, tienen un compromiso con la erradicación de la violencia y que esta tarea es una prioridad para el Señor Alcalde, por eso hoy queremos pedir a toda la Corporación,  que hagan  lo posible por conseguir que el Señor Alcalde y la Señora Delegada de Seguridad,  reconsideren su postura, “Rectificar es de sabios” que escuchen, no solo a esta  Plataforma que somos la voz de las víctimas, sino a todas  las Instituciones y personas que trabajan en este campo (Jueza y fiscales del Juzgado de Violencia, turno de oficio del Colegio de Abogados, profesionales de la psicología)…La valoración que todas estas personas e instituciones hacen  del servicio prestado por esta unidad es muy positiva. Si un servicio funciona tan bien ¿Porqué cambiarlo de esa forma tan radical? Con solo incorporar unas cuantas personas más a la Unidad, se conseguiría el objetivo de cubrir todos los turnos y no se perdería un ápice del excelente servicio de apoyo a las víctimas, realizado por profesionales con una entrega, una cualificación, una experiencia,  y un compromiso personal, que no  tienen precio.

Cuando una mujer decide romper con su agresor, el camino que le espera es duro, muy duro y nuestro deber es allanar ese camino, sabemos lo importante que es que las personas que las atiendan en ese recorrido, tengan la experiencia, la formación, la entrega y la sensibilidad suficientes como para que ellas se sientan comprendidas.

Aunque resultemos incómodas, nosotras vamos a seguir luchando para que eso sea así en todos los ámbitos y para que no se pierda allí donde ya lo hemos conseguido.

Estamos próximos a las fiestas de Navidad y a estrenar un año nuevo. Nuestro deseo más profundo es el que algún día nuestra lucha no sea necesaria, que la igualdad, la no violencia, la justicia social y la paz, sean una realidad  en nuestra sociedad y que no haya

¡Ni una agresión, ni una muerte más!

Plataforma Cordobesa Contra la Violencia hacia las Mujeres.