Manifiesto de septiembre de 2004

Señora Alcaldesa, señoras y señores capitulares, compañeros y compañeras:

Volvemos a reunirnos para denunciar la violencia contra las mujeres y recordar a las que han sido asesinadas durante los meses de Agosto y Septiembre.

1 de Agosto: Mercedes, 39 años. (Picasens) Valencia. (su marido le disparó con una escopeta de caza en el pecho en la calle).

12 de Agosto: Tais, 25 años. (Reus) Tarragona. Su ex compañero desfigura su rostro con salfumán y prende fuego al cuerpo.

13 de Agosto: Nadia, 28 años. Madrid. Su novio la arroja por el balcón.

13 de Agosto: Ana Mª, 39 años. (Villena) Alicante. Su ex marido la mata, arroja su cuerpo a un poco con una cuerda al cuello y una bolsa de plástico en la cabeza.

21 de Agosto: Carmen, 42 años. Cádiz. Su ex marido la corta el cuello.

25 de Agosto: Agustina, 52 años. (Mataró) Barcelona. Su marido le rocía con un líquido inflamable y le prende fuego.

30 de Agosto: Sandra, 31 años. (Torrelavega) Cantabria. Su compañero la estranguló.

8 de Septiembre: Una joven de 19 años muere acuchillada por su compañero sentimental. (Sitges) Barcelona.

13 de Septiembre: Una anciana de 88 años muere acuchillada en Tarragona por su marido.

13 de Septiembre: Una mujer de 35 años muere a tiros a manos de su exmarido en Santander.

15 de Septiembre: Otra mujer muere a manos de su expareja después de una discusión en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona).

17 de Septiembre: Una mujer de 40 años aparece muerta en el maletero de un coche en León. Su compañero sentimental es detenido.

17 de Septiembre: Una mujer de 27 años muere en Bilbao apuñalada por su ex novio, durante una discusión.

De nuevo estamos aquí para exigir que se ponga fin a esta violación de los derechos humanos de las mujeres y pedir: no más muertes, no más agresiones.

La violencia de género no es inevitable ni natural. Representa la más grave expresión de la desigualdad sexista en nuestra sociedad. Tiene su origen en la discriminación, en negar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Esta violencia contra nosotras constituye uno más de los mecanismos de control que perpetúan la discriminación.

Todas y todos debemos asumir la responsabilidad de hacer visible y denunciar en voz alta y en público esta violación de los derechos humanos de las mujeres. Tenemos la responsabilidad de apoyar a las víctimas y remover las raíces de esa discriminación que perpetúa la violencia de género. Consideramos importante destacar el valor de las mujeres que, siendo víctimas de malos tratos, los denuncian. Esa actitud las dignifica en la misma medida que denigra a los maltratadores, por su forma de actuar.

El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró el 25 de noviembre como “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, y ha invitado a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales, a que organicen ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto del problema de la violencia contra la mujer.

Con este motivo esperamos que nos acompañéis el domingo día 21 de Noviembre, en una manifestación-concentración, para continuar nuestra denuncia: “No más violencia contra las mujeres”.