Manifiesto de marzo de 2008

Señora Alcaldesa, Señoras y Señores Capitulares, compañeras y compañeros:

Apenas finalizamos el primer trimestre de 2008 y ya van 22 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, 6 en este mes de Marzo.

Éste ha sido el mes de los debates políticos, de los mítines, de exposiciones interminables de los méritos propios y de los infinitos errores ajenos,… pero van 22 mujeres asesinadas.

Es el mes de los programas electorales, de los buenos propósitos y de las innumerables propuestas… pero van 22 mujeres asesinadas.

Es el mes que va a definir los próximos 4 años de nuestra sociedad, nueva agenda política, estreno de cargos públicos,… pero 22 mujeres asesinadas.

Marzo ha sido el mes en el que un hombre ha sido asesinado por ETA,… pero van 22 mujeres asesinadas.

Pero tenemos una extraña sensación o quizás una absoluta y penosa seguridad: la de que todos los muertos no valen igual, no pesan lo mismo y no causan la misma reacción en aquellos que debieran reaccionar y hacerlo ya de una forma contundente y eficiente.

Este Marzo de 2008, ha dejado muy patente que la lucha contra el terrorismo de ETA y la lucha contra el terrorismo (doméstico) machista (eufemismo de la violencia doméstica) no tienen el mismo rédito político y no conllevan, para nada, el mismo compromiso político.

Es verdad que todos los partidos políticos hacen referencia en sus programas electorales a la violencia (doméstica) de género, pero también es verdad que el pasado 26 de Febrero fatídico día en el que 4 mujeres fueron asesinadas a mano de sus parejas o ex parejas, zanjaron la cuestión con unos minutos de silencio.

En periódicos del día 27 de febrero aparecían noticias como esta “ la muerte de 4 mujeres a mano de sus parejas o ex parejas en un solo día, obligó a los partidos a incluir en sus mítines referencias a la lucha contra el otro terrorismo, el doméstico. Era la primera vez que lo hacían desde el inicio de la campaña electoral”.

Tras el asesinato a manos de ETA de Isaías Carrasco, los periódicos publicaban noticias como esta “los dos partidos mayoritarios acordaron suspender la campaña electoral y se reunieron en el Congreso de los Diputados junto al resto de las formaciones parlamentarias para pactar una declaración conjunta”. En esta declaración conjunta se decía que “estamos dispuestos a responder a esta agresión de forma firme y unitaria” y se destaca que todos han asumido como “propia” la última víctima de ETA… pero van 22 mujeres asesinadas y hubo 4 mujeres asesinadas en plena campaña electoral.

¿Dónde está la declaración conjunta por este terrorismo? ¿Aquí nadie asume como propia a estas víctimas?

Pero esta indignación que sufrimos desde la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres, nos hace más fuertes y más comprometidas para luchar contra todos los obstáculos que impidan acabar contra esta lacra social y que intenten distraer de lo que de verdad importa: que ni una sola mujer sufra este tipo de violencia.

Por ello, seguiremos cuestionando, gritando y rechazando todas aquellas actitudes que refuercen, de algún modo, el comportamiento machista y justificando la violencia contra las mujeres. Así, en este comunicado queremos también denunciar algunos de los comentarios que recoge el documento de trabajo llamado “Tratamiento de la Violencia de Género en España y la Comunidad de Madrid” del Consejo Económico y Social, comentarios como que “ las ayudas públicas a las víctimas de la violencia machista son “privilegios” e “incentivos” para que las mujeres presenten denuncias con el fin de obtener alguno de los beneficios”; o “ las amenazas que reciben las víctimas son de consideración subjetiva”.

Resulta que en lo que llevamos de año, van 22 mujeres asesinadas, por lo que este tipo de declaraciones son, como mínimo, una falta de respeto a las víctimas y a sus familias, una nueva vejación hacia ellas.

Es necesario y, con carácter urgente, que se de ya un Pacto de Estado entre todas las instituciones, todas las administraciones, todos los partidos políticos, todas las instancias judiciales, todos los agentes sociales y todos los colectivos de mujeres. Basta de mirar a otro lado, todos debemos implicarnos y actuar con mayor efectividad, porque la respuesta que se está dando frente a la violencia de género está siendo del todo inadecuada en comparación a la magnitud del problema.

Este mes de Marzo de 2008, hemos vuelto a celebrar el día internacional de la mujer trabajadora. Hoy por hoy, este es un día para reflexionar entorno a los avances que se han dado en las condiciones de vida de las mujeres. Es un día para exigir cambios reales y compromisos serios y uno de los puntos débiles para la promoción de la igualdad y los derechos de la mujer es la violencia de género.
En nuestra lucha constante contra la violencia de género, esta Plataforma, ha dedicado el mes de Marzo a visibilizar otro tipo de violencia contra la mujer, “la explotación sexual”: otra forma de esclavitud en la que la mujer prostituída queda sujeta a las mafias, al abuso físico y psíquico permanente, a la marginación social, al chantaje, al trato vejatorio, etc.

Esta Plataforma ha querido dedicar su atención a este aspecto porque la explotación sexual de mujeres es un claro exponente de la Violencia de Género, porque la mayoría casi absoluta de de víctimas son siempre mujeres y niñas y la mayoría de los que trafican con ellas, las prostituyen, las esclavizan y consumen estos servicios, son hombres, otra consecuencia de las relaciones de poder entre hombres y mujeres.
Quisiera terminar con unas palabras que encontré en algunos de los muchos escritos que leí sobre esta realidad que es la violencia machista: “ la violencia es siempre devastadora e infame, pero la denominada violencia de género es una voz silenciada, un cúmulo de moratones en el alma y un constante desgaste del corazón y de la autoestima “.

Y van 22 mujeres asesinadas. Cueste lo que cueste, por favor, acabemos con esto.

¡Ni una agresión más, ni una muerte más!