Asesinados en Pau (Francia) una española, sus padres y su hijo

Ella había presentado una denuncia por violencia contra su esposo

Sobre las 5h. se produjo una fuerte discusión y a continuación se desató un incendio

Las autoridades francesas han encontrado este martes en un apartamento de la localidad gala de Pau (sur) los cadáveres de cinco personas -un hombre francés, su mujer española, el hijo de ambos, el padre de la fallecida y su pareja-, un suceso que, de acuerdo con las primeras hipótesis, podría tratarse de un caso de violencia de género. Los vecinos han llamado a los Bomberos en torno a las 6.40 horas alertados por el humo que salía de la vivienda, ubicada en el primer piso de un edificio de cuatro plantas. Al entrar, los efectivos han encontrado un sofá en llamas y cinco cadáveres. Los Bomberos han evacuado el edificio –unas 30 personas– por prevención, si bien el incendio ha quedado controlado rápidamente, tras lo cual la atención se ha centrado en los cuerpos sin vida de la pareja franco-española, su hijo de dos años y el padre de ella y su pareja. Un vecino consultado por el diario local ‘Sud-Ouest’ ha contado que hubo una fuerte discusión en torno a las 5.00 horas. Según su versión, las disputas eran frecuentes en la pareja. La mujer había presentado una denuncia por violencia doméstica, de acuerdo con un amigo de la esposa, citado por Europe 1. “Hay signos de violencia”, ha confirmado una fuente de la investigación a la cadena francesa. “Todo hace pensar que estamos ante un drama familiar”, ha indicado. Marc Cabane, del Ayuntamiento de Pau, ha explicado a la prensa que “probablemente el incendio fue provocado por el autor (del crimen), que después se suicidó”. “Había mucha sangre por todo el apartamento”, ha relatado. La Policía judicial ya se ha trasladado al lugar para comenzar las investigaciones. Fuentes diplomáticas han señalado que el consulado español en Pau está en contacto con las autoridades locales para obtener información del suceso. El Ayuntamiento de la localidad sevillana de Pilas ha informado en un comunicado que la familia asesinada en Pau es vecina de la localidad. Ante este trágico suceso, el Ayuntamiento ha mostrado su “más profundo pesar” y expresa sus condolencias a familiares y amigos de J.M.R., de 65 años, y su pareja sentimental; de M.M.P., de 36 años, y del hijo de ésta, de apenas dos años. El alcalde del municipio, José Leocadio Ortega, ha convocado para las 20,00 horas de este martes una junta de portavoces con carácter urgente.Familiares de las víctimas ya viajan a Francia para reconocer los cadáveres, informa Efe. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Andalucía han informado de que los familiares han sido localizados poco después de conocerse la identidad de los fallecidos, aunque ha sido más difícil encontrar a alguien con parentesco con la pareja del padre, que finalmente se ha localizado a través de la Policía Local de Arahal, también en la provincia de Sevilla.

Ver noticia en El Mundo