Cuenten votos pero también víctimas

Víctimas de un modelo de sociedad descatalogado y fracasado por la desigualdad y perpetuación de las carencias del segundo sexo en la sociedad informal; Victimas por conformarse con pasar del siglo de las luces al de las tinieblas, donde es plantilla de normalidad que sean las mujeres objetos, en lugar de sujetos.

8 de Marzo, dice el calendario de los recordatorios anuales, que es el Día Internacional de las mujeres, a modo de alarma en el WhatsApp, por si a alguna de nosotras se nos había olvidado que existe una potente, normalizada , asimilada y sutil discriminación de la mujer.

Y aunque España navega en el crucero de las incertidumbres, las mujeres naufragamos en las pateras de las certezas, En la orilla del mayor colectivo social discriminado, hemos contado y sale que somos el 51 por ciento de la población, y que la pobreza se feminiza y la riqueza se masculiniza.

¿Y ahora qué? se remangarán situándonos como primer tema de la agenda política o la mitad de la sociedad se desmorona lentamente, sin hacer ruido. ¿No ven que nos están matando en silencio, día sí y día no? No olviden el mensaje de hoy. Los efectos colaterales de la desatención institucional, mas allá del asistencialismo, puede dar al traste con los propios cimientos de nuestras frágiles estructuras. Hoy las mujeres son víctimas, mañana cuando algunos no canalicen el sufrimiento, es imprevisible el futuro.

No se trata de gestionar la feminización de la supervivencia, se trata de atravesar cada día la barrera del sórdido sonido, y adentrarse en la cotidianidad de unas cifras que son el desgarrado testimonio de una gran parte de las mujeres de este país, cuyas consecuencias están dinamitando la historia de las conquistas de la Igualdad.

Esta guerra integral contra la mayoría de la población nos recuerda que el naranja y el azul, el capitalismo de colores, es hijo del patriarcado y que su negocio familiar les resurta más que rentable.

Hay que recuperar la memoria y saber que nada se conserva sin resistencia ¡ustedes dirán¡

Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres.