I Jornadas Comarcales «El Camino hacia la Igualdad»

I Jornadas Comarcales «El Camino hacia la Igualdad»
¿Por qué estamos aquí?
A finales de Noviembre, la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres, firma un convenio con la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba, el cual contempla: Formación,  información y concienciación de que existe violencia hacia las mujeres por la desigualdad existente entre hombres y mujeres. Dentro del marco de ese convenio se plantea que es necesario llevar esta formación a las mujeres en zonas rurales, así como a la juventud y a nuestros compañeros, los hombres,de que la igualdad es el camino para llegar a un mundo de iguales.
Por ello, como continuación del trabajo que estamos realizando por la provincia, llevaremos a cabo las I Jornadas comarcales “El camino hacia la igualdad” en torno a las fechas del 8 de Marzo “Día Internacional de la Mujer trabajadora”.
¿Por qué el “Día Internacional de la Mujer Trabajadora”?
El Día Internacional de la Mujer Trabajadora se refiere a las mujeres corrientes como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha  de las  mujeres por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre, por la erradicación de la violencia machista, y en pro de la justicia, paz y el desarrollo. La idea de un día internacional de la mujer trabajadora surgió al final del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales, tiempos no más complicados que los actuales.
Tenemos razones para encontrarnos…
Por todo ello, es esencial crear espacios de encuentro entre mujeres con diferentes responsabilidades, de distintos ámbitos y, sobre todo, con diferentes visiones, para trabajar con objetivos comunes que contribuyan a la igualdad real de las mujeres. Conociéndonos, compartiendo,, porque la diversidad de las mujeres nos enriquece.
Nuestros objetivos son…
Conocer la historia y el recorrido de porqué las mujeres conmemoramos el 8 de Marzo.
Conocer, saber y actuar sobre la violencia machista que sufrimos las mujeres.
La necesidad que la otra mitad de la humanidad (los hombres) reflexionen sobre el papel que el patriarcado le ha asignado y a través de la formación e información, cambien de roles y trabajen por un mundo donde mujeres y hombres construyamos un mundo más de iguales.
Conocer las experiencias de los colectivos de la zona.
¡Os esperamos!
Es necesario encontrar estos espacios de encuentro en nuestras agendas, aún a pesar de la dedicación que requieren nuestros propios proyectos, porque ese tiempo que en teoría restamos, se multiplicará y revertirá beneficiosamente en los proyectos propios y en el avance global.