¿Por qué no se se suicidan antes?

Hace años que Andrés Montero Gómez (Presidente de la Sociedad Española de PSicología) lo explicó muy acertadamente en un extraordinario artículo para «El Correo» que yo recupero a través de Mujeres en red.

No lo transcribiré completo pero sí dejaré algunas de sus aclaraciones más significativas.

«Si tuviera que establecer una hipótesis sobre por qué algunos agresores se suicidan tras asesinar a una mujer, me basaría en lo que sustenta la violencia machista: la dominación. Casi todos los agresores matan a la mujer después de que ella haya decidido abandonarles. Es la pérdida de control lo que precipita el asesinato, y también el suicidio posterior. En violencias sistemáticas, el agresor machista ha construido su universo vital prácticamente alrededor de la dominación traumática de una mujer. Cuando es prolongado, el sometimiento de otro ser humano acaba convirtiéndose en el centro de la vida del agresor, es el referente que le otorga significado primordial a su existencia. Cuando desaparece ese centro, la vida pierde sentido para el torturador».

Ver artículo completo en Mujeres en Red.